NOVEDADES
  BUSCAR:  Búsqueda Avanzada
 


Novedades

 
 
El CEMIC en la vanguardia de la Prevención del Cáncer Cérvico-Uterino

Estrategia de Tamizaje con Co-Test (Citología + Prueba de HPV – DNA)


El cáncer cérvico-uterino (CCU) es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres, entre los 35 y 64 años, a nivel mundial. Históricamente, la realización de citología cervical exfoliativa (Pap) ha constituido una de las herramientas fundamentales de los programas de tamizaje y detección del CCU. Sin embargo, a pesar de su rol indiscutible en la disminución de la incidencia y mortalidad por CCU, la citología exfoliativa es un método no exento de limitaciones. Su alta especificidad contrasta con su baja a moderada sensibilidad; característica que obliga a la repetición sistemática del Pap con el fin de reducir el porcentaje de falsos negativos. La implementación de la prueba de Captura Híbrida para la detección de HPV HR (Virus del Papiloma Humano de Alto Riesgo), como test asociado a la realización de citología exfoliativa, permite reducir las limitaciones previamente mencionadas, logrando una mayor disminución de la incidencia y mortalidad por CCU.

La sensibilidad de la prueba de HPV-DNA  para detectar lesiones de alto grado (CIN 2+) es mayor al 93%, con una especificidad levemente menor que la citología; permitiendo mayor detección de lesiones precancerosas o cáncer, siendo esta aún mayor cuando se la asocia a la citología. Además, la prueba de HPV-DNA presenta un alto valor predictivo negativo (cercano al 100%), el cual permanece elevado a través del tiempo (como mínimo durante seis años), otorgando un intervalo libre de CIN 2+, mayor al conferido por la citología sola.

 

El CEMIC puso en marcha esta nueva estrategia de tamizaje en mujeres mayores de 29 años, estableciendo las pautas de manejo y seguimiento para cada caso en particular.

 

Para más información, puede escribirse a:  deptogineco@cemic.edu.ar

 
   
  > [ volver ] <