PREMIOS Y SUBSIDIOS
  BUSCAR:  Búsqueda Avanzada
  Usted está en:  INVESTIGACIÓNUnidades y programasUnidad de Neurobiología AplicadaIntegrantes
 


Novedades

 
 
Estudio de investigación 18F-DOPA PET en Enfermedad de Parkinson: ¿Podría la imagen ayudar en el diagnóstico?

La enfermedad de Parkinson es una patología neurodegenerativa que afecta actualmente a 80.000 pacientes en nuestro país. Frente a esto, lograr un diagnóstico temprano permitiría un tratamiento rápido y mejorar la calidad de vida.


El CEMIC está comprometido en investigar esta enfermedad y mejorar su diagnóstico temprano, mediante la realización por primera vez en Argentina y en Latinoamérica de un estudio de investigación denominado Tomografía por Emisión de Positrones con 18F- DOPA PET cuyos objetivos son evaluar el papel de la 18F-DOPA como un marcador biológico del déficit de dopamina cerebral al visualizar la distribución regional de la dopamina.

 

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad crónica degenerativa que afecta aproximadamente a 100-120 individuos/100.000 y cuya prevalencia se estima se duplicará para el año 2030. Cuando se realiza el diagnóstico clínico se han perdido alrededor del 50 al 70% de las neuronas que producen dopamina a nivel cerebral, que son las células que coordinan el movimiento corporal, por lo tanto, realizar un diagnóstico temprano es fundamental para iniciar un tratamiento rápido y mejorar la calidad de vida de las personas.

 

Las personas con enfermedad de Parkinson tienen una captación baja de 18F-DOPA, lo que demuestra una degeneración primaria de las neuronas que producen dopamina. Este hallazgo puede ayudar a confirmar el diagnóstico de la enfermedad junto con los criterios clínicos, así como también demostrar la progresión de la misma para establecer un pronóstico.

 

El desarrollo de técnicas de avanzada en neuroimágenes está revolucionando el cuidado y el diagnóstico de personas con enfermedades neurológicas, dado que nos ofrecen una “ventana para mirar al cerebro”. En contraste con el pasado, la neurología actual se dirige hacia la búsqueda de una alta certeza diagnóstica y de una selección cada vez mejor de opciones terapéuticas.

 

Dado que actualmente no existe ningún estudio que permita diagnosticar la enfermedad de Parkinson, es muy dificultoso confirmar la enfermedad en sus primeras etapas donde los síntomas clínicos son muy sutiles, así como establecer un diagnóstico diferencial con otras enfermedades que pueden tener características similares como el Temblor aislado, el Temblor Esencial severo o Distónico, el Parkinsonismo farmacológico, psicogénico, vascular, o en algunas Demencias asociadas con Parkinsonismo.

 
   
  > [ volver ] <